3/03/2010

Microconto


Levantou a mirada e por primera vez atreveuse a miralo directamente aos ollos. Nese instante soubo que tamén el estaba namorado.

2 comentarios:

regalp dijo...

Que grande es, cuando apenas unas pocas palabras, unidas formando unas pequeñas frases, pueden evocar tantas cosas...

Prefiero un millón de veces la sutileza del detalle que no los grandes trazos en lienzos enormes. Querida escritora, si sigues por este camino, tendrás un fiel adepto detrás de quien te escribe.

Quiero saber cómo sigue o de dónde nacen estas frases, así que espero más entregas...

Bicos

Ledicia Costas dijo...

jaja!!! haberá máis entregas. prometido! de agora en diante colgarei microcontos a cotío... por certo, ti e máis eu temos unha charla pendente desde.... hai seis meses? :)