5/13/2009

Poesía


Azul, líneas en el mar

que profundo y sin domar

acaricia una verdad

y tú no lo pienses más,

o te largas de una vez

o no vuelves nunca hacia atrás.

Se dejaba llevar,

se dejaba llevar por ti,

no esperaba jamás

y no espera sino es por ti,

nunca la oyes hablar,

solo habla contigo y nadie más,

nada puedes sufrir

que ella no sepa solucionar.

Temor, alcohol de quemar,

pon tus manos a volar

o en tus ojos el terror,

Azul vuelve a reflejar,

y fundido con el sol

reina un sueño de sonido a mar.

Se dejaba llevar, se dejaba llevar por ti,

no esperaba jamás

y no espera sino es por ti,

nunca la oyes hablar,

solo habla contigo y nadie más,

nada puedes sufrir que ella no sepa solucionar.

Se dejaba llevar...

2 comentarios:

regalp dijo...

Supongo que ya lo sabes, pero igualmente lo escribo. En esta canción A. Vega habla de su experiencia con la droga, su forma de verla.
Realmente, como en muchas de sus otras canciones, muestra una sensibilidad que hace muy fácil que se entienda su sentido.
Gran pérdida para la música española.

txarito dijo...

As cabezas que mais pensaron e que mais crearon son as que queimaron todos os cartuchos, as que viviron a tope e as que antes necesitaron descansar.
As drogas crean moitos poetas, de cancións, libros e paredes de prisións.
A sensibilidade é un don, non unha circunstacia.
Para mín non hai pérdida porque quédame o sitio de mi recreo para reencontrarme coa miña infancia e coa chica de ayer. Gracias.